NOTTE BIANCA

Roma. El sábado 18 de septiembre, a las ocho de la tarde daba comienzo la segunda notte bianca, la noche en blanco. Durante doce horas, hasta las ocho de la mañana, Roma fue una ciudad distinta. Distinta a todas las demás ciudades del mundo y distinta a sí misma. Las calles cortadas al tráfico, transporte público gratuito y actividades culturales por todas partes.

Espectáculos de teatro, música (entre los que destacó Ennio Morricone dirigiendo a la Roma Sinfonietta), danza repartidos por muchos puntos de la ciudad (300 eventos en total)… Los cines programaron sesiones especiales durante toda la noche, las galerías de arte permanecieron abiertas, las bibliotecas también, los museos, monumentos… Todo a disposición del público. Por una noche, Roma soñó despierta a la utopía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *