Lapinot: Blacktown, de Lewis Trondheim en español


Al guionista y dibujante francés de cómics Lewis Trondheim se hace difícil seguirle la pista. Primero, porque es extremadamente prolífico (qué se puede decir de alguien que incluso ha hecho un cómic sobre su propia crisis creativa) y porque su obra traducida al español está dispersa por distintas editoriales y, lo que es más curioso todavía, dejando inéditas algunas obras bastante importantes, como es el caso que nos ocupa: Blacktown. La editorial Planeta, dentro de su Colección BD, comenzó a publicar todos los álbumes protagonizados por Lapinot, una de las mejores invenciones de Trondheim y que se ha convertido ya en uno de los personajes más populares de la bande-dessinée de los últimos años, que en Francia editó Dargaud. Comenzaron con Slaloms, que tradicionalmente se encuentra fuera de la numeración ya que es la versión redibujada y coloreada de un álbum originalmente editado por L’Association, el colectivo-editorial formado por artistas del comic independiente francés. Sin embargo, el siguiente en la edición española fue Coscorrones (Pichenettes), saltándose el western Blacktown, amparados por la ausencia de linealidad entre cada uno de los álbumes, lo que hizo pensar que podría ser editado en cualquier momento. Sin embargo Planeta ha editado todos los álbumes, excepto este, alejando la posibilidad de que los lectores españoles puedan disfrutar de este brillante y divertido cómic.

En el cambiante universo de Lapinot, el peculiar conejo es la estrella de un peculiar western, una del oeste en la que en la que pocos tópicos quedan por tocar y en la que a todos ellos se les da una vuelta. Esta vez Lapinot es un forastero que, huyendo de los miembros de una banda que le persiguen por haber matado a su jefe, llega a la localidad que da título a la obra, Blacktown, que se ve convulsionada, no por la llegada del forastero, sino porque parece ser que se ha encontrado oro en el pueblo. Para los que conozcan al personaje (y a su creador), Blacktown contiene todas las características esenciales: los vaivenes entre el humor absurdo, casi infantil, y la sátira cruel que deja en evidencia nuestros impulsos más básicos. Hay dos temas principales en este comic: la avaricia y la violencia, dos males que están intrínsecamente unidos, ya que se complementan y se retroalimentan. Pero quizás lo más destacado de Blacktown es que los temas no son en absoluto cuestiones abstractas, al contrario. La xenofobia, el papel de la ley como instrumento de los poderes políticos, el panfletarismo de algunos discursos intelectuales… Lo que ocurre en esta ciudad del Oeste americano no es en absoluto ajeno a nuestra realidad, y eso hace que Lapinot se disfrute el doble.

Para todos los aficionados a Lapinot, a Lewis Trondheim y a todos los aficionados al buen cómic en general, les presento la edición apócrifa española de Blacktown, en la que yo mismo me he encargado de la traducción y Androide Paranoide (al que doy las gracias por haberme introducido en el peculiar mundo este personaje) de la maquetación. Esta versión ha sido realizada como parte de los fastos del quinto aniversario del imprescindible foro CRG.

La traducción se encuentra en la sección Europeo/Underground/Latinoamericano de CRG, o si lo preferís, podéis descargarlo aquí. El archivo se encuentra en formato CBR. Para abrirlo, lo mejor es un programa como este: CDisplayEx.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *