Archivo de la etiqueta: Freakylandia

Como se puede ver en este gráfico

Hay un episodio de la estupenda serie How I Met Your Mother en el que Marshall, uno de los personajes protagonistas, se convierte en un adicto a las gráficas y a representar en ellas absolutamente todo lo que se le pasa por la cabeza.

Marshall Charts HIMYM

El diseñador gráfico Michael Deal parece que sufre del mismo trastorno que el personaje que interpreta Jason Segel en la serie. Lo más preocupante es que Deal no es producto de la ficción.

Beatles Working Schedule Chart

De momento, y mientras trabajan en la propia web del proyecto, se puede ver una muestra en la web de Michael Deal.

Visiones estereograficas del viejo Japón

Fotografía Estereográfica Japón

Desde las páginas de la siempre imprescindible Pink Tentacle, llega esta espectacular galería.


Se trata de fotografías estereográficas, una técnica casi tan antigua como la propia fotografía que intenta emular la forma en la que vemos con la diferencia de espacio de nuestros ojos. Estas fotografías se veían como se muestra en la imagen de arriba, sujetas a una cierta distancia de una especie de gafas que permite que cada ojo interprete cada una de ellas por separado para dar la sensación de que apreciamos la profundidad.

Fotografía Estereográfica Japón

En estos ejemplos, se han animado las dos fotografías que componen la estereografía para conseguir un efecto no menos espectacular.

Fotografía Estereográfica Japón

Patrick Swayze está… Swayze

Se ha muerto Patrick Swayze. Algunos (sobre todo algunas) lo recordarán por Dirty Dancing, otros por Ghost y su escena del torno de arcilla (aunque la imagen mental se vaya directamente a Leslie Nielsen parodiando la misma escena), los menos por Bodhi, muchos menos aún por ese personaje bizarro en Donnie Darko y los más jóvenes teleadictos por su último papel en la serie The Beast. Pero si alguien ha sido original en su obituario ha sido Iván, de Hip Hop Is Read.

Quizás la faceta menos conocida de Patrick Swayze ha sido su vinculación con el rap, quizás porque ese aspecto de su vida fue absolutamente involuntario. Y es que su apellido entró a formar parte del léxico del hip hop. Estar Swayze, en clara referencia a la película Ghost, quiere decir desaparecer. Y son muchas las estrellas del rap que han utilizado esa fórmula: Kool G Rap, Method Man, CL Smooth, E-Swift, Dres (de Black Sheep), Big Noyd, PMD y, sobre todo, The Notorious B.I.G. han utilizado swayze en sus rimas. Como en esta canción, edición póstuma junto a 2Pac, en la que en el minuto 1:23 dice “That’s why I bust back, it don’t phase me / When he drop, take his glock, and I’m Swayze”.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=uKbS-KEinbY]
2Pac & The Notorious B.I.G., Runnin’.

Patrick Swayze será recordado como breve icono erótico por una generación de mujeres, pero también ha pasado a la historia lexicográfica del rap, que no está mal.

Como nota curiosa, ninguno de los protagonistas de este post está vivo. Bueno, excepto Leslie Nielsen.

Volver a nacer con un TB-303

En el último número de la revista Wire, el 303, Peter Shapiro dedica un Primer (sección no fija de la revista que repasa la trayectoria de un artista o de un instrumento a lo largo de la historia) precisamente al Roland TB-303 (¿nadie había caído acaso en la coincidencia con el número de la revista?), el secuenciador de líneas de bajo que fracasó en su intento de emular el sonido de un bajo de verdad pero que acabó definiendo el sonido de todo un género musical, el Acid.

En cierto momento del reportaje, Shapiro menciona de pasada los “pobres intentos”, según él, de emular el 303 en software. En ese momento, desconecté del contenido del artículo y me puse a recordar las muchas horas dedicadas a juguetear con ReBirth, uno de los mejores juguetes musicales de la historia.

Este programa consistía en una emulación de precisamente dos secuenciadores 303, dos cajas de ritmos clásicas, también de Roland (la TR-808 y la TR-909) y algunos efectos muy básicos. A cualquier amante de los sonidos retro, este programa podía proporcionarle tantas horas de entretenimiento como el más adictivo de los videojuegos.

Era por tanto el momento de recuperar esa joya del software musical, y a eso fui cuando, para mi sorpresa, resultó que Propellerhead, la empresa que desarrolló el software, había dejado de vender el producto para, atención, ofrecerlo libremente para su descarga a través de la web Rebirth Museum, desde donde se puede descargar un torrent con una imagen de CD del programa lista para su instalación.

Yo no soy nadie para contradecir a Peter Shapiro sobre la calidad de la emulación de Rebirth respecto a los aparatos originales, lo que sí que sé es que este programa, aún me va a proporcionar unas cuantas horas de diversión musical.