Archivo de la etiqueta: Publicidad

Voy a hablar sobre el final de Lost

Sí, yo también voy a hablar del capítulo final de Perdidos. Pero tranquilos que no habrá spoilers, ni debates encendidos, ni siquiera hablaré de la (deficiente) emisión simultánea en Cuatro. Esta entrada trata de los huecos entre la serie: la publicidad que se vio en la finale del pasado 23 de mayo.

Otros ya han hablado de cuánto costó anunciarse en el capítulo final de Lost. Yo voy a hablar de si esa inversión tuvo sus frutos, tanto a nivel creativo como económico.

A nivel creativo, el premio gordo se lo lleva la cadena de supermercados Target, que tomaron la sabia decisión de integrar sus anuncios dentro de la estética (y la épica) de la serie.

Para sus anuncios, se basaron en elementos de la serie tan populares como:

Los jabalíes (para anunciar salsa para las costillas de cerdo):

Los números (para anunciar un teclado de ordenador):

Y el humo negro (para anunciar… ¡tachán!… un detector de humo):

El secreto de esta perfecta integración es que la publicidad forma parte de un acuerdo entre la marca comercial y la cadena ABC, que no sólo permitió el uso de elementos de la serie, sino que también cedió al director Jack Bender, artífice de una gran cantidad de episodios de la serie.

Además, estos anuncios vencen la fantasma que planea sobre la publicidad en televisión, y es que a medida que consumimos televisión por vías distintas a la tradicional (descargas, dispositivos de grabación), se corre el riesgo de que los anuncios se pierdan. Sin embargo, estos anuncios harían detenerse a cualquiera que estuviera saltándose los anuncios al verlo en un grabador.

En cuanto al aspecto económico, pues parece que han sido un éxito, superando en todos los índices a la media de la programación en prime-time.

Me bebo tu batido. Me lo bebo.

Si no han visto ustedes There Will Be Blood (o Pozos de ambición si les gustan las traducciones absurdas de títulos) de Paul Thomas Anderson, esta entrada les va a dar un poco igual. Pero si la han visto y, sobre todo si la han visto en inglés, esto les va a resultar divertido. Este pasado año de cine va a dejar dos iconos pop para la posteridad: el primero, el peinado de Javier Bardem/Anton Chigurgh en No Country For Old Men; y el segundo la frase “I drink your milkshake. I drink it up” sobrepronunciada por Daniel Day-Lewis en There Will Be Blood. Los humoristas son conscientes de ello:

Y también son conscientes los responsables de prensa. Esto fue lo que desde Paramount Vantage (por cierto, productora de las dos películas) enviaron a la prensa días antes de la entrega de los Oscar:


Un sobre con el título de la película impreso. Y dentro una tarjeta en la que se lee “I drink your milkshake” (me bebo tu batido), y al abrirla:


La frase “I drink it up” (me lo bebo), acompañada de, ni más ni menos que un vale para un batido.

Visto en Slashfilm.

Objetos encontrados (Found Magazine)


A través de la siempre interesante Ads Of The World, auténtica biblioteca online de la publicidad gráfica, he descubierto este anuncio y esta revista. Os traduzco el texto porque apenas se lee:

“Salir a pasear con alguien
Salir con alguien
Hablar con alguien
Ir al ordenador
Jugar a la Playstation 2
Ir al cementerio y hablar con mamá
Escuchar música”

“Esta nota se perdió antes de ser encontrada”
“Found Magazine. La revista de las notas, objetos e intenciones encontradas”

Found Magazine es una revista cuyo contenido es precisamente ese, cosas encontradas. Su presentación lo deja bastante claro: “Recopilamos cosas encontradas: cartas de amor, tarjetas de felicitación, deberes de niños, listas de cosas que hacer, poesía en servilletas,… Cualquier cosa que nos de una idea de la vida de alguien. Todo vale.”

Y lo mejor, en la sección Submit podemos enviar nuestros propios objetos encontrados. Me encanta la idea. Yo suelo comprar libros usados, tanto de aquí como de Estados Unidos, y es fácil encontrar cosas en ellos. De hecho, en uno de ellos encontré dos naipes de una baraja de un motel de Las Vegas, quizás sea mi aportación a esta revista.